Press

Press realease
about Praxis and
its artists.

Condenados a un hogar hostil

Revista de Cultura Ñ - por Eduardo Villar

05.05.2014

Artista:

La escala y la potencia del color llenan la vista cuando uno se encuentra con las pinturas de Cynthia Cohen exhibidas estos días en la Galería Praxis. Son sólo cinco pinturas –tres de gran formato y dos medianas–, suficientes para imponer su presencia en el espacio de la galería, que parece diseñado especialmente en diferentes niveles para recibirlas. De otro modo, las dimensiones de las pinturas –la más grande tiene 4 metros de largo por 1,80 de altura– probablemente producirían interferencias en la mirada.

Asimilado el impacto del color y la escala, el ojo busca sobreponerse a dos asuntos que pueden inquietarlo. El primero es la presencia de algo que uno está habituado a ver no en la pintura sino en la fotografía y que, por eso mismo, recurre a un concepto fotográfico para describir: figuras en foco sobre un fondo fuera de foco . Aunque es obvio que se trata de pinturas, hay algo en ese contraste que revela cierta intromisión de la fotografía y que produce un instante de duda. En rigor, hay un resto de fotografía en el origen de las pinturas: los modelos son animales que la artista compra en jugueterías. Luego, trabaja sobre las fotos que toma de ellos. El segundo asunto inquietante es que el paisaje del fondo está invertido, algo a lo que alude el título El cielo bajo tus pies . El paisaje se ha desdibujado, como si ya no fuera real, como si fuera una idea o apenas un recuerdo, una imagen evanescente en la memoria. Y los animales de Cynthia Cohen aparecen recortados y suspendidos sobre ese recuerdo, casi como si cada cuadro se tratara no de una, sino de dos pinturas: la del paisaje desdibujado del fondo y la del animal preciso que se recorta sobre él. El recorte es tan pronunciado que por momentos parece que los animales estuvieran a punto de liberarse del plano, de abandonar la tela y saltar al espacio de la galería en busca del lugar que han perdido para siempre en ese paisaje en proceso de desquicio y desaparición.

“No soy una artista pop”, dice Cynthia Cohen cuando se le pregunta si se siente cómoda con esa calificación, que suele recibir. “Los conceptos en mis obras –explica– no son pop, tienen el colorido y, algunas, esa idea de obra ‘cartel’ del pop, pero no. Me tomo muchas libertades en mis obras, según los momentos en los que necesito elaborar ciertos temas con un sentido humanístico y emocional”.

El título de la muestra es engañoso: la idea de El cielo bajo tus pies –que irónicamente es inevitable asociar con la frase “tocar el cielo con las manos”– no describe exactamente lo que se ve en las pinturas: el cielo no reemplaza al suelo, es un abismo: bello, sí, pero que no permite hacer pie. Los animales de Cynthia Cohen flotan en el espacio y sus miradas directas a los ojos del espectador son una interpelación nada confortable. En el texto del catálogo, Ana Martínez Quijano, la curadora de la muestra, se hace una pregunta igualmente incómoda que no se refiere obviamente a la ecología sino a una realidad política y existencial vinculada con una fragilidad más abarcadora que hoy nos ensombrece: “¿Dónde estamos cuando decimos que estamos en el mundo? La pregunta no es nueva: la formuló Martin Heidegger hace décadas. Pero más allá de la trascendencia que haya tenido entonces este interrogante, el actual devenir de la humanidad le ha otorgado renovada vigencia. Amanece en un horizonte sembrado de dudas. ¿Estamos en la Tierra o suspendidos en medio de la nada, frente a un abismo que no nos atrevemos a ver?”

FICHA
Cynthia Cohen
El cielo bajo tus pies

Lugar: Galería Praxis, Arenales 1311
Fecha: hasta el 13 de junio
Horario: lunes a viernes, 10.30 a 20; sábados, 10.30 a 14
Entrada: gratis