Press

Press realease
about Praxis and
its artists.

IMG_8545

30.12.2016

Artistas: Maria Maggiori, Gisela Cortese, Beatriz Moreiro

24/08/2016 Clarin.com Revista Ñ Arte

Trilogía vegetal sobre papel

Espacio común. María Maggiori, Gisela Cortese y Beatriz Moreiro dialogan en Praxis sobre la naturaleza

Maria Carolina Baulo
La exquisita propuesta que presenta estos días la galería Praxis conecta tres muestras individuales tomando varios ejes vinculantes: el tema de la naturaleza, la síntesis cromática, el diálogo entre la obra de pared y lo tridimensional de las esculturas y las pequeñas instalaciones, el papel como soporte protagónico y la contundencia de la línea que se hace presente en el dibujo en sus múltiples formatos. Los tres pisos de la galería despliegan relatos interconectados aun cuando no hayan sido pensados en conjunto. Dentro de la armonía general que las envuelve claramente se destaca la mirada de cada artista y su factura distintiva.

Recibe al visitante de la galería la obra de María Maggiori con su muestra Mismo lugar. Con un trazo que denuncia la influencia de su maestro Eduardo Stupía, los dibujos trabajados con pincel en gouache sobre papel son producto de una técnica meticulosa, línea tras línea rayando el soporte con pinceladas cortas que conforman paisajes abstractos, geométricos, donde la paleta se limita al negro, el blanco y el rojo, alternando los planos de color con los vacíos. Maggiori hace referencia a los espacios que ella ha conocido pero de los cuales queda solamente un recuerdo desdibujado porque ya se han desvanecido. Queda de ellos un rastro imaginario que se traduce plásticamente. No hay referencia espacio-temporal exacta, no podemos reconocer el paisaje que propone la obra sino la versión visual de las impresiones que la artista ha percibido en la naturaleza. Pero su propuesta no se agota en la instancia de la pared sino que los dibujos salen al espacio y conforman una instalación en la que las obras más pequeñas, montadas de forma tal que sea posible recorrerlas, juegan con un “cara y contracara”. El espectador puede ver el dibujo de un lado y del otro así como atravesarlo con la mirada.

En el primer piso uno se encuentra con una sala repleta de obra. Los principios del infinito, de Gisela Cortese, toma la posta con una muestra en la que la imponente presencia del blanco del papel atrae la mirada, actuando como un camuflaje sobre la pared, como una suerte de relieve que pareciera desprenderse lentamente.

Es justamente el papel calado el que dibuja la naturaleza en la hoja pero también en las sombras que proyecta: los espacios calados hacen evidente la oscuridad que emerge entre los silencios. Un trabajo minucioso, obsesivo y con la templanza de quien puede dedicarse a dibujar con un elemento cortante, donde no hay lugar para el error o los pentimenti (correcciones sobre el original). También en este caso la obra se desplaza al espacio en forma de esculturas en cristal: absolutamente abstractas, elegantes, mostrando un acabado exquisito y maestría en el manejo de una técnica tan compleja como es el trabajo con el vidrio. Cortese tabajó estas obras en los talleres de la internacionalmente famosa cristalería San Carlos, en Las Colonias, provincia de Santa Fe.

Así resume Cortese el vínculo entre ambas instancias. El papel actúa como “una superficie de experimento para trazar la fuerza cósmica de algún combate primigenio y ver qué hay ahí donde todo es posibilidad. Las piezas en cristal son, en su más pura transparencia, fósiles de estas batallas. Testigos de lo invisible”.

En la última sala de la galería se presenta Mientras descansan los árboles , la muestra con mayor carga figurativa de esta trilogía vegetal. Beatriz Moreiro – Primer Premio en Grabado del Salón Nacional 2013– recurre al dibujo en grafito sobre fabriano para representar la flora que la rodea cotidianamente en el monte de Chaco, donde vive. Pequeños paisajes en los que busca, tales sus palabras, “crear elementos de interpretación de la realidad y, a través de la forma, invitar a reflexionar sobre el sentido de la existencia. La naturaleza se manifiesta, se muestra, y yo entro en comunión con ese universo, simplemente me siento como una continuadora de esa acción, la recreo en mi obra. Como ella, construyo mi propio universo”. No puede faltar la instancia 3D y en este caso la artista esculpe en acero algunas de esas plantas que ya vimos dibujadas, creando un espacio donde la sutileza del material, con la neutralidad propia del gris plata que lo caracteriza, logra potenciar la presencia e importancia de los dibujos y no competir con ellos.

Más allá de la belleza de la naturaleza –que puede o no verse replicada en las obras–, las tres muestras se estructuran como “una propuesta de sentido que permite comprender la dupla vida-muerte no como conceptos opuestos sino como un solo eje que forma lo vital. Son obras que hablan del devenir del tiempo, de estructuras orgánicas cambiantes y, fundamentalmente, de lo etéreo y potente de la vida como tal”, en palabras de la curadora de la galería, Cecilia Molina.

FICHA Gisela Cortese Los principios del infinito Fecha: hasta el 2 de septiembre María Maggiori Mismo lugar Fecha: hasta el 3 de septiembre Beatriz Moreiro Mientras descansan los árboles Fecha: hasta el 22 de septiembre

Lugar: Praxis, Arenales 1311, tel.:4813-8639 Horario: lu .a vie., 10.30 a 19.30; sáb., 10.30 a 14 Entrada: gratis